Club de Fans Juan Carlos Monedero

Me rio mucho con Juan Carlos Monedero, lo confieso. Lo sigo desde cuando era muy de hipsters de la Política ver Fort Apache, ese programa de debates financiado por los iraníes. Un programa por momentos demasiado gracioso para un liberal como el que aquí escribe.

En Fort Apache, por deseo propio del que poco después sería el padre ideológico de Podemos, era el único sitio de la televisión en el que se juntaban las dos corrientes minoritarias del espectro político occidental, el Marxismo y el Liberalismo. Te puedes imaginar las escenas geniales que surgían.

Ya sólo por eso, por norma general los marxistas puros me caen bien. Me divierto con ellos, vamos. Son personas que no se esconden nunca, que siempre hablan claro y sin tapujos. Y eso, créanme, es de agradecer. Es gente que no tiene ningún reparo intelectual en soltar el disparate más grande en la faz de la tierra, como

” nadie es rico por su trabajo, uno es rico por el trabajo de los demás, siempre (…) No pagándole a los demás el fruto íntegro de su trabajo (…) es que es absolutamente evidente” [min 4:46]

y quedarse tan pancho. Como iba diciendo, gracias “profesor”. Podías estar equivocado, pero al menos estabas ahí, al pie del cañón, hablando claro sobre la profundamente equivocada teoría marxista de la explotación. A gente como él nunca hizo falta desenmascararle.

A ver, ¿pero qué decía Marx? Pues decía exactamente eso, que los beneficios empresariales (plusvalías en el lenguaje marxista) corresponden también a los trabajadores. Ergo están siendo explotados. Como siempre, aunque las explicaciones al completo de la teoría son algo más densas, estoy convencido de que no hace falta que entre mucho en materia para desmontar el disparate.

Con trasladarte a mi primera clase (no la segunda, la primera) de matemáticas financieras, allá por 2011, bastará. En ella me preguntaron:  ¿qué prefieres, 10€ hoy o 10€ mañana? ¿10€ hoy, o 10€ dentro de un año? La respuesta estaba clara, y la intencionalidad de la pregunta también: la profesora buscaba que entendiésemos que el tiempo es oro, nunca mejor dicho. No es lo mismo 10€ hoy que 10 € mañana.

Y eso es exactamente lo que hace cualquier empresario capitalista cuando paga a sus trabajadores. Arriesga su dinero, pagando a los factores de producción ahora y esperando que mucho tiempo después el producto final se venda a un precio mayor (¿os suena?).

El primer economista que se dio cuenta de esa estafa intelectual, lo expresó de la siguiente manera

“Me parece justo que los trabajadores cobren el valor íntegro de los frutos futuros de su trabajo, pero no que cobren la totalidad de ese valor futuro ahora”.

En otras palabras, si un zapatero de fábrica produce para su empresario 100 zapatos por valor de 10€ (1000€ en total), hay dos opciones: o esperar a que se acabe todo el proceso de producción y que se vendan, para cobrar esos 1000€ dentro de mucho tiempo, o que alguien le pague el producto íntegro de su trabajo en ese mismo momento. Por el principio elemental que decía arriba, en este último caso la cuantía no puede ser 1000€, será siempre menos (dependiendo del tipo de interés, el descuento será mayor o menor).

Y esa diferencia entre costes actuales e ingresos futuros es la supuesta “explotación” “absolutamente evidente” para Monedero. Lo que parece evidente es que no fue ni a la primera clase de finanzas. No: los trabajadores no son explotados, al menos no por el mero hecho de que una empresa tenga beneficios.  De todas formas, lo bueno de un sistema de libre mercado es que siempre puedes optar por la primera opción, y montar una de esas cooperativas de las que hablaba Monedero.

Por otra parte, si nunca entendiste porque dimitió “el profesor”, espero que ahora te haya quedado meridianamente claro. Sencillamente, su alumno predilecto supo ver que para dormir en Moncloa, habría que moderarse (léase mentir).

Algo que un camarada como Monedero nunca aceptará.

Club de Fans Juan Carlos Monedero por InyectandoRealidad está licenciado bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Un comentario en “Club de Fans Juan Carlos Monedero”

Deja un comentario