Ese Colegio del que usted me habla.

60 ans du Traité de Rome : au Collège de l'Europe, à Bruges, les ...Es difícil hacer que un hombre entienda algo cuando su salario depende de que no lo entienda. – Upton Sinclair

Tras casi dos años de penitencia y cierta reconversión profesional, he de confesar que escribir sobre el Colegio de Europa, y aún encima para defenderlo, no era precisamente algo que tenía en mente.

Pero cuando se presenta una buena ocasión, saben al menos los de la Promoción Simone Veil 2018 que siempre pueden contar conmigo en calidad de nota disonante, siempre dispuesto (vale, de vez en cuando) a bajar al lodazal europeo. Habemus Rectora.

Continuar leyendo «Ese Colegio del que usted me habla.»

No era aún una Pandemia, pero siempre fue el Estado, estúpido

El Estado es nuestro Pastor, nada nos falta. Y si uno titubea, qué mejor que una buena Pandemia de importación para reafirmar nuestra Fe en nuestra sabia, responsable y, al parecer, indispensable Sanidad del Estado. Ja, mis cojones. El Rey estaba desnudo.

Continuar leyendo «No era aún una Pandemia, pero siempre fue el Estado, estúpido»

The beautiful law of unintended consequences

Resultado de imagen de ROBERT KURZBANAccording to the guide on my walking tour of The Rocks neighborhood in Sydney, Australia, when the plague hit the city around 1900 a bounty was placed on rats to encourage people to kill them, since it was known that rats bore the fleas that communicated the disease to humans. The intent of the bounty was plain enough: reducing the number of rats to reduce the spread of the plague. An unintended consequence, however, was that residents, tempted by the rat bounty, began breeding rats… *

Continuar leyendo «The beautiful law of unintended consequences»

Nine categories of self-deception

We begin with simple cases of self-inflation and derogation of others. We consider the effects of in-group feelings, a sense of power, and the illusion of control. Then we imagine false social theories, false internal narratives, and unconscious modules as additional sources of self-deception.