Clasistas liberales

Uno de mis economistas favoritos, Sowell, solía contar en sus clases que estaba dispuesto a pagar 200$ a aquel que encontrase una cita amable de Adam Smith en relación a los empresarios. Por muy paradójico que a bote pronto pueda sonar esto, el escocés sencillamente supo trazar la obvia diferencia entre empresarialidad y empresario: que la conducta empresarial resulte socialmente beneficiosa es algo muy distinto a afirmar que el empresario fuese un santo varón. Todo lo contrario, el primero entre los liberales mostró en repetidas ocasiones su antipatía hacia los susodichos.

IJM

Continuar leyendo “Clasistas liberales”