Los peligros de la envidia

Lo nunca visto, unos cuantos asturianos de bien salieron hartos a las calles de Oviedo a reclamar al Estado lo que es suyo. Y es que si confiscar a los vivos suele estar mal, lo de hacerlo otra vez cuando estamos muertos no tiene nombre. Cosas que suceden en este país, donde tras la legalidad se suele esconder la pura envidia.

Herencia

Continuar leyendo “Los peligros de la envidia”